Páginas

lunes, 9 de diciembre de 2013

Compañero o Competidor, ¿Cómo ves a los integrantes de tu equipo?

Este mes ha sido inaugurado en mi ciudad un gran proyecto de la mano de Carrefour Property, se trata de un gran centro comercial que ha traído a Huelva (una de las ciudades que más está sufriendo la crisis) grandes ilusiones, todo ello ha contribuido en la reactivación de un consumo que estaba gravemente castigado y estancado.

Foto del alumbrado navideño del Centro Comercial Holea (Huelva).

Ante esta nueva aparición, me ha sorprendido como las tiendas del casco antiguo de la ciudad no se han quedado de brazos cruzados y han trabajado mucho para provocar la atracción de los consumidores abriendo hasta la madrugada, adelantando el decorado navideño, realizando promociones y grandes descuentos, en definitiva son acciones provocadas por la llegada de la COMPETENCIA, "¡Bendita competencia!" decían algunos al ver como es el cliente es que finalmente se beneficia de unos mejores precios, de un mejor servicio y sobre todo de la aparición de mejores ideas e innovaciones que persiguen atrapar e ilusionar al consumidor.

Pero, y dentro del ámbito empresarial, ¿Piensas que la competencia es buena?

Muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo en que la competencia es necesaria para impedir el estancamiento y la relajación de las personas, la competencia provoca al trabajador un estado continuo de alerta, es la que se encarga de recordarte que si no mejoras día a día habrá otra persona que lo hará por ti y acabará logrando un desempeño superior al tuyo.

Siguiendo con este tema me gustaría llegar más allá, adentrándonos en el corazón de una empresa, de un departamento. Como ejemplo para entender mi reflexión, me gustaría que te imagines al equipo de innovación y desarrollo de una empresa de telecomunicaciones, este equipo está formado por 7 personas, grandes profesionales con talentos capaces de llevar a cabo grandes innovaciones, pero la realidad es que en el actual momento se encuentran estancados.

El responsable de gestión de personas se cuestiona cómo con lo que todos destacaron en el proceso de selección, el equipo no termina de dar resultados.

Cuando deciden estudiar a fondo el problema, el responsable se da cuenta que los 7 son grandes talentos  pero trabajan de forma independiente empeñados únicamente en mostrar su talento individual, sin pensar en el equipo, queriendo destacar por encima del resto y tratando a cada uno de sus 6 compañeros como competidores.

Por ello, como gestores de personas y equipos debemos de potenciar la competencia trabajo en equipo premiando los logros conjuntos y debemos de gestionar el talento colectivo de nuestros empleados, siempre anteponiéndolo a las individualidades.

"El TALENTO COLECTIVO es el resultado de la fusión de muchos talentos individuales puestos en común para lograr un beneficio conjunto".


De esa forma, conseguiremos que nuestros empleados se vean como compañeros y no como competidores.

Y ahora, vuelvo a plantear la cuestión ¿Crees que es buena la competencia en tu equipo?

Dejo ahí la cuestión y estaré encantado de escuchar tu punto de vista.

Muchas gracias por visitar el blog.

Javier García Rubio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada